Cargando...

Ídolos

Roberto Perfumo

Era un defensor pero podía ser la defensa entera por su presencia, su capacidad de cubrir los espacios y la potestad de marcar con la fuerza necesaria como para no pasar desapercibido.

Su historia

Nació en Avellaneda el 3 de octubre de 1942. Luego de jugar en las inferiores de River, llegó a Racing en 1960, donde debutó en primera en 1964, año en el que también fue a los Juegos Olímpicos.

A partir de ahí, estuvo en el club hasta 1971, sumando 232 partidos y 14 goles. Después se fue a Cruzeiro de Belo Horizonte y en 1975 regresó al país para tener otro recordado paso, en este caso, por River.

Sin embargo, fue en Racing donde hizo carrera, donde se destacó y donde escribió la parte más grande de la historia del club. Inamovible en el “Equipo de José”, donde, por ejemplo, jugó los 20 partidos de la Libertadores de 1967, ganó el título de 1966, la mencionada Copa y la Intercontinental.

Pizzuti lo describió como un defensor “ligero, fuerte y buen sacador con las dos piernas”; pero sobre todo, destacaba su capacidad para llegar a cerrar en las puntas, “algo que pocos en su puesto tienen”. Quizás la camiseta número 2 nunca estuvo tan bien representada, esa que lo hizo símbolo. Su personalidad y buena pegada lo llevaron, más tarde, a ejecutar penales y tiros libres con gran precisión. Un defensor completo, adelantado a su época.

En la selección jugó dos mundiales, el de 1966 en Inglaterra y el de 1974 en Alemania. Totalizó 37 partidos. Todavía hoy, cuando un defensor se destaca por su prolijidad, su velocidad para cerrar y un atisbo de jerarquía, se le pone de apodo “Mariscal”, pero hay uno solo: Perfumo.

Títulos obtenidos

  • 1 Campeonato (1966)
  • 1 Copa Libertadores de América (1967)
  • 1 Copa Intercontinental (1967)