Cargando...

Archivo Histórico

Llanto, poema y Racing

Martes 11 de Junio de 2019
Dante Frelli, socio e hincha de toda la vida, visitó el Archivo Histórico y encontró un tesoro que había perdido hace mucho: un texto inédito que Héctor Gagliardi publicó en la edición especial que la Revista Racing sacó después del título de 1949.
Llanto, poema y Racing
¿Se puede llorar delante de un poema? Se puede llorar delante de un poema. Dante Frelli pisó el Archivo Histórico el primer sábado de junio acompañado de buena parte de su familia. En un bolsillo, traía viejos carnets que certificaban su amor por la Academia; y, debajo de la manga, tres cuadernos con anotaciones legendarias. Dos habían sido escritos por su papá, durante la década del treinta, y dejaban constancia de los detalles más salientes de las campañas de Racing durante aquella época. El restante llevaba su sello y, con la firma de Alfio Basile de por medio, desplegaba los pormenores del andar del Equipo de José. Sin embargo, lo que lo alentó a recorrer el trayecto entre Cardales y el Cilindro no fue exponer sus recuerdos sino reencontrarse con un poema que el tiempo había extraviado.

“Yo había leído esa poesía en 1949 y nunca más la volví a ver porque no aparece en ninguno de los libros publicados por su autor: Héctor Gagliardi”, explicó Frelli en cuanto pudo recuperar la voz. Nacido el 29 de noviembre de 1909 en Constitución, Gagliardi pasó su infancia en las calles de San Telmo y fue ahí donde aprendió a querer a la Academia. Se destacó no sólo como poeta sino también como recitador y letrista de tango. Editó cinco libros: “Puñado de emociones”, en 1941; “Versos de mi ciudad”, en 1944; “Por las calles del recuerdo”, en 1946; “Esquina de barrio”, en 1949; y “El sentir de Buenos Aires”, en 1981. Actuó además en las películas “El ídolo del tango” y “Al compás de tu mentira”. 

Cuando Racing ganó el torneo de 1949, Frelli festejó a lo grande y corrió al puesto de diarios más cercano a su casa para comprar la edición extraordinaria de la Revista Racing. El 16 de diciembre se topó, como miles y miles, con el número 337 que en la tapa a color traía una foto de los campeones. El texto que le sacudió las entrañas estaba en la página 59 y se titulaba “¡Racing!”. Arrancaba así: “Nació cuando Avellaneda/ era Barracas al Sur…/ mi Glorioso Racing Club/ de las luchas futboleras/ el que lleva por emblema/ los colores argentinos…/ Ese Racing que seguimos/ con la fe de nuestro aliento,/ ¡tanto en el último puesto/ como en el triunfo obtenido!”. La nota aclaraba que Gagliardi, por cábala, no había querido escribirle al club de sus amores durante la temporada para no “arruinar” la racha del conjunto que dirigía Guillermo Stábile.

“Voy a volver porque me sentí rodeado de cariño. Fui feliz durante un lindo rato”, agregó Frelli todavía envuelto en emociones. Para esto, entre otras cosas, sirven la historia y la memoria: para lagrimear con unos versos que van camino a cumplir 70 años.
 

Notas relacionadas

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...