Cargando...

Archivo Histórico

El mástil presidencial

Martes 07 de Enero de 2020
El 28 de mayo de 1944, en el empate 4 a 4 con San Lorenzo, fue inaugurada la insignia principal del estadio de la Academia. Donada por el presidente Edelmiro Farrell con el objetivo de rendirle homenaje a la bandera nacional, se reconstruyó cuando se erigió el Cilindro.
El mástil presidencial
Un dato: el mástil es anterior al Cilindro.

No hay constancia de que Félix Díaz, que aquella tarde hizo tres goles, se topara en los alrededores del estadio con Edelmiro Farrell, presidente de facto del país desde el 25 de febrero de 1944. Pero es probable que el encuentro haya sucedido porque Farrell, figura prominente del golpe de Estado del 4 de junio de 1943, asistió al clásico entre Racing y San Lorenzo que se jugó el 28 de mayo de 1944 en Avellaneda. ¿El motivo? Ese día se inauguró el mástil que, según asegura la Memoria y Balance de 1945, el propio presidente había donado con la excusa de que el estadio de la Academia fuera el primero en honrar semana a semana a la bandera argentina. 

“Hermosa fiesta a la que concurrió el Exmo. Señor Presidente de la Rapública acompañado por sus edecanes militar y naval, altos funcionarios y autoridades municipales. Prestó guardia de honor una dotación del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Avellaneda y la abanda del Regimiento 1° de Infantería, al toque de atención, anunció la elevación de la bandera por manos del Gral. de Brigada, D. Edelmiro J. Farrell, acto realizado entre los entusiastas aplausos de la concurrencia”, narra el documento oficial que registró todo lo ocurrido en la vida del club a lo largo de ese año. 

Alrededor de 50.000 personas, por lo que se desprende de las crónicas de la época, se reunieron para ver un entretenido 4 a 4 en el que, además de Díaz, convirtieron José Barreiro, Emilio Fizel, Roberto Alarcón –por duplicado- y Rinaldo Martino. Racing terminó ese torneo en el sexto lugar con 32 puntos; San Lorenzo, en el cuarto con 34. Hasta donde se conoce, fue el debut de un presidente de la Argentina en la cancha de Racing, lo que no significa que haya sido el primer –y mucho menos el último- cruce entre la Academia y la política nacional. La Revista Racing le dedicó, en su edición número 51, un título prominente a la visita: “Con Unción Patriótica, el Presidente de la Nación, Gral. Farrell, Inauguró el Mástil”. El cuerpo de la nota es también elocuente acerca de la importancia del evento: “La destacada personalidad del huésped y su hermoso gesto al donar el mástil donda ha sido izada la bandera bicolor de la patria, significan algo más que un episodio común para la historia de la institución de Avellaneda”.

El Cilindro, bautizado formalmente Estadio Presidente Perón, empezó a levantarse en 1947. En ese contexto, Perón, que estaba al frente del país desde el 4 de junio de 1946, fue condecorado como presidente honorario. María Eva Duarte de Perón, Ramón Cereijo, Juan Bramuglia y Miguel Miranda, como socios honorarios. Las cinco distinciones serían dadas de baja una década más tarde durante el gobierno de Luis Chamizo. Farrell, que no fue homenajeado de esa manera, ya había recibido su ovación en el campo de juego en un domingo con ocho goles. Y el mástil, ícono del pasado, del presente y del futuro de la Academia, sería testigo privilegiado -reconstrucción mediante cuando se puso de pie el nuevo estadio- de ese sitio al que todas y todos llamamos nuestra casa. 
 

Notas relacionadas

Boleto hacia la gloria

Archivo Histórico

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...