Cargando...

Archivo Histórico

Cuando el cobre vale oro

Sábado 25 de Diciembre de 2021
El Archivo Histórico recibió una importantísima donación para continuar reconstruyendo el pasado institucional de Racing. En este caso llegó desde Mar del Plata una medalla conmemorativa que fue solicitada especialmente desde puertas adentro del club para celebrar el cincuentenario de su fundación en 1953. Más de 68 años después este preciado objeto descansa de nuevo en Avellaneda. 
Cuando el cobre vale oro
En el día en que a nivel mundial se celebra la navidad, Racing también puede afirmar hoy el hecho de haber recibido un regalo más que destacado. Desde Mar del Plata y sin escalas hasta el Archivo Histórico ubicado en el estadio llegó un elemento muy representativo del primer medio siglo de vida del club, pero que no se encontraba puertas adentro de él. Se trata de una medalla conmemorativa de cinco centímetros de díametro alusiva al cincuentenario de la institución, que se celebró de manera formal el 3 de marzo de 1953, y que ahora gracias a una donación personal se encuentra como un patrimonio racinguista más.

Nada unía a Ignacio Novo ni a su familia con Racing Club hasta antes de que el destino los relacionara. Radicado en la ciudad costera de Mar del Plata, el hombre se topó con un pedazo importantísimo de historia académica casi por casualidad. Una tarde revisaba algunas cajas en la casa de sus abuelos ya fallecidos y dentro de una de ellas se topó con una pequeña medallita con un estadio de fútbol en su frente y una leyenda en su dorso que decía: "Racing Club, en su cincuentenario. 1903 - 1953". 

La razón del hallazgo resultó ser un misterio para Ignacio. Su abuelo se llamaba Luis Álvarez y había nacido en Lanús antes de radicarse en Mar del Plata durante su juventud. Periodista y árbitro de básquet, además de hincha de San Lorenzo como luego también lo sería su nieto, trabajó también durante una época con medallas de turf. Tuvo dos hermanos, Alfredo y Rodolfo, y luego una esposa de apellido Quintana. Pero ninguno de sus afectos más cercanos se vinculó de manera directa con Racing como para que la medalla apareciera por esa vía en el camino de Luis.

Mientras intentaba develar el misterio de como sus abuelos habìan obtenido esa importante pieza de historia, Ignacio tuvo un gesto enorme con respecto al objeto: gestionar que llegara de manera directa a Racing. Enterado de la existencia del Archivo Histórico que el club posee desde el 2016, Novo realizó el primer contacto por la vía de correo electrónico durante abril del 2020, cuando la pandemia de coronavirus ya se hacía manifiesta en el país y había obligado a dar inicio a las restricciones generales. Más allá de este panorama particularmente complejo, el marplatense sostuvo varias charlas telefónicas con Fernando Raimondo, uno de los responsables del Archivo, en donde se mostró interesado en conocer pormenores sobre la presea e intentar dilucidar la razón por la que ese objeto había llegado hasta sus abuelos. Y de manera posterior a las respuestas entregadas desde el órgano de la institución, el dueño tuvo un gesto demasiado valioso: manifestó sus intenciones de donar el objeto a manos racinguistas. ¿Los motivos? Su amor por el fútbol y el hecho de saber que a pesar de no ser hincha de los colores académicos, le estaba brindando al club la chance de reencontrarse con un pedazo vivo de su memoria casi 70 años después. Una acción emocionante y digna de reconocimiento.

Luego de varios contactos establecidos entre ambas partes en medio del panorama nacional modificado por el covid-19 y adaptado a esas nuevas circunstancias, la donación finalmente se hizo efectiva el pasado 7 de noviembre de este 2021. Raimondo viajó hacia la ciudad de Mar del Plata y se encontró con Ignacio Novo en su domicilio. Tras verse las caras en la reunión y poder hablar en detalle sobre el importante acontecimiento, Novo recibió el acta de donación correspondiente por parte del Archivo Histórico y a cambio entregó la medalla conmemorativa, para que regresara al lugar del que había salido 68 años atrás.

Según la investigación al respecto llevada a cabo por los integrantes del Archivo académico, la institución realizó una serie de festejos y de actividades alusivas a la conmemoración de sus primeros 50 años de vida. Y como lo afirma una edición de la Revista Racing de la fecha en 1953, para el festejo de la ocasión se les entregaron medallas de oro -un total de 10- a los socios fundadores que se encontraban vivos en ese momento. Pero además de esa decena de preseas doradas, se hicieron también por encargo al fabricante proveedor Ángel Guzmán 300 medallones de cobre que posiblemente se habrían entregado a los ganadores y a las ganadoras de los torneos pertenecientes a las distintas disciplinas que se realizaron durante la celebración del aniversario. Y una de estas reliquias llegó a manos de los abuelos de Ignacio, que la mantuvieron en su casa guardada hasta que su nieto la encontró y se puso en contacto con el club para hacer llegar llegar hasta él. 

La acción quedó registrada en su momento de manera formal en el Libro de registro de Facturas de los años 1948-1954 de la institución, que fue consultado por integrantes del Archivo el último 18 de noviembre de este año en la sede social de Avenida Mitre. En efecto el documento señala que "en abril de 1953 se adquirieron de Ángel R. Guzmán medallones de cobre a $25 por unidad. Se registraron 3 entregas: una de 168, otra de 95 y la tercera de 37, dando un total de 300 medallones". Gracias a una donación invalorable de un legado familiar, ahora uno de ellos volvió a Racing. Nada más ni nada menos que otro símbolo de que el aprecio histórico sigue manteniendo vigente y viva a la memoria racinguista.

Notas relacionadas

Recupera más memoria

Archivo Histórico

Para archivar en la memoria

Archivo Histórico

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...