Cargando...

El Club

Fútbol total

Miércoles 23 de Septiembre de 2020
Diego Milito, Director Deportivo de Racing, y Monchi, su par en de Sevilla y principal referente mundial en la función, compartieron una exposición sobre la recolección y análisis de datos en la construcción de un equipo competitivo. La charla se dio en el marco de Soccerex, el mayor evento universal de la industria del deporte.
Uno, luego de una estupenda carrera como delantero de elite, lleva poco más de dos años y medio en la gestión y ya acumula sucesos que sirven para verificar la calidad del trabajo que, con su equipo, viene desarrollando como Director Deportivo en la Secretaría Técnica de Racing. El otro, de breve recorrido en el fútbol profesional de España, ha sido responsable del cambio radical del que ha gozado Sevilla desde el año 2000 bajo su diseño como Director Deportivo.

Diego Milito y Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi como cédula de identidad en el fútbol mundial, compartieron el ciberespacio mediante una videoconferencia en el marco de Soccerex, la más prestigiosa exposición de la industria del fútbol en la cual Racing participa por cuarta vez, la primera con un disertante propio. En tiempos de pandemia, la celebración de la 25ª edición del evento se desarrolla a distancia, como Soccerex Connected (empezó el lunes 21 y cierra el viernes 25). Milito y Monchi charlaron sobre una tendencia que se afirma y marca el rumbo inmediato del fútbol en su más alto nivel: el análisis de datos para optimizar el rendimiento deportivo, la búsqueda, selección, lectura y aplicación práctica de la información reunida en el área de una secretaría técnica. Imperdible para incorporar conocimiento de primera mano.

“Monchi implementó un método de dirección deportiva que es un ejemplo en el mundo, que muestra cómo funciona la toma de decisiones en la construcción de equipos competitivos”, dijo Milito en su introducción. “No en vamo se habla del Método Monchi”, agregó. Y el Director Deportivo de Sevilla agradeció y expresó su “placer por compartir un espacio así con Diego para hablar de fútbol”.

Para Milito, “Sevilla ha sido una referencia para nuestro trabajo con la gestión Monchi, he leído sus trabajos. Hay similitudes entre los dos clubes, que son asociaciones civiles con una autoridad presidencial. En Racing armamos un grupo de trabajo con gente joven dentro de la Secretaría y una red de scouting que permite que uno minimice el margen de error o, como a veces decimos, aumente el margen de acierto. Trabajamos con una estructura de cuatro scouts, que incluye un Jefe. Buscamos en las ligas de Sudamérica y cada uno toma ligas de la región para un seguimiento constante. Hacemos foco en las ligas que son factibles de poder llegar: Paraguay, Uruguay, Chile, Colombia, Venezuela y, claro, la nuestra en sus tres categorías principales. También le damos mucha importancia, con presencia propia, a los torneos juveniles sudamericanos Sub 15, 17 y 20 para seguir jugadores. Hay una cuestión presupuestaria y de inestabilidad económica que nos obliga a ser muy creativos a la hora de buscar”.

En el trabajo de campo, el Director Deportivo de Racing dio detalles acerca del funcionamiento de la organización armada: “Planificamos la semana, con seguimientos específicos para cada uno y hacemos un intercambio de lo visto durante el fin de semana. En el curso de la tarea vamos armando un 11 mensual de cada liga y vamos viendo, a medida que avanza la temporada, si se van repitiendo los jugadores. Con eso podemos sistematizar información. Tenemos un perfil de jugador que, por supuesto, también depende de lo que esté buscando entrenador que en ese momento tenga a cargo el equipo. Apuntamos a tener definidos los puestos a reforzar seis meses antes de salir a buscar en el mercado. Eso nos permite empezar las eventuales negociaciones con bastante tiempo. Con Nico Reniero pasó eso: lo pudimos traer seis meses antes del comienzo de la actual Copa Libertadores antes gracias al seguimiento que oportunamente hicimos”.

El Método Monchi, en palabras de su autor, “no fue algo que estuviera en mi cabeza, sino que empecé de cero. A grandes rasgos se trata de formar una buena red de scoutings para tomar decisiones y luego gestionar el capital humano que hay en un vestuario. Yo estuve ahí y sé lo que significa un vestuario para que un proceso termine en éxito o fracaso”. Para el español “es necesario contar con el mayor número de datos posible para avanzar por un jugador determinado. Para mí la clave de una buena incorporación es saber qué perfil quiere el entrenador. A partir de ahí, con la red de scouting, encontrar ese perfil y cuando está en Sevilla, estar cerca de él para sacarle el máximo partido".

Para Monchi, el uso de datos masivos (big data) es "una bendición", pero "no es la piedra filosofal". La recopilación de información, el análisis de diferentes variables y el uso de tecnología aplicada, algo que Sevilla utiliza, no representa un objeto de veneración en sí misma porque “no podemos pensar que el dato va a apartar la subjetividad en la toma de decisiones. Hay que seguir yendo a ver los partidos, tomar en cuenta la percepción y la mirada del ojeador, de la persona que realiza el informe. Está claro que no se le puede dar la espalda al dato, pero a la vez no podemos obsesionarnos, la parte subjetiva tiene mucho peso. La fórmula ideal apunta a combinar el dato objetivo, de big data, analizado con parámetros mensurables y con intervención de algoritmos, con el dato subjetivo, con la mirada del scout. Porque uno decide con el mayor números de datos posibles, pero con intuición también”.
 

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...