Cargando...

Efemérides

Marcos Croce, siempre un enorme arquero

Martes 10 de Julio de 2018
Tantos títulos ganó con la Academia que dejó la actividad con 10 títulos en el bolsillo. Fue una figura importante en la etapa más gloriosa del club. Hoy se cumplen 40 años de su fallecimiento.
Marcos Croce, siempre un enorme arquero
Marcos Francisco Croce defendía los tres palos académicos con uñas y dientes. Se calzaba las rodilleras a la altura exacta y no se ponía guantes para protegerse de los pelotazos. Lo hizo entre 1917 y 1925 y fue protagonista de una de las etapas más gloriosas del club. Nació el 6 de mayo de 1894, debutó en Primera a los 16 años en el inolvidable Alumni y después fue transferido a Avellaneda, previo paso por el Club Atlético Estudiantes de Buenos Aires, donde se destacó como pieza clave del equipo.

En los nueve años que estuvo en la institución, consiguió diez títulos: la Copa Campeonato de 1917 y de 1918; la Copa Ibarguren de 1917 y de 1918; la Copa de Honor Municipalidad de Buenos Aires de 1917; el torneo de Primera División de 1919, de 1921 y de 1925; y la Copa Ricardo Aldao de 1917 y de 1918. Además, alcanzó a disputar algunos partidos en la Selección.

Famoso por su talento para intuir dónde irían los disparos rivales, el goalkeeper –así se los llamaba a los arqueros a principios del siglo XX- dejó también una frase que quedaría para el recuerdo por haber sido un claro ejemplo de la pasión futbolera de aquel entonces: “Ostento en mi carrera de jugador, el honor de no haber mercantilizado mis esfuerzos y de haber practicado en todas las ocasiones el deporte por el deporte mismo. He sido amateur en el más amplio sentido de la palabra”. 

Croce falleció el 10 de julio de 1978. Hoy se cumplen 40 años de su deceso y Racing lo recuerda con la memoria que se les ofrece a los ídolos.
 

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...