Cargando...

Efemérides

Quinto a fondo

Miércoles 25 de Noviembre de 2020
Un día como hoy pero hace más de un siglo atrás Racing volvió a ser campeón gracias a una campaña arrasadora que lo reafirmó en la cima del fútbol local, con 16 victorias en 20 presentaciones. Con un juego fenomenal e imparable para los rivales, el equipo demostró que ya era una verdadera escuela. El festejo fue a lo grande y aún faltaban dos consagraciones más para lograr el hito que hasta hoy perdura como insuperable: el heptacampeonato.
Quinto a fondo
A éstas alturas ya es toda una obviedad el mencionarlo, pero no por eso hay que dejar de hacerlo. Racing Club cuenta en su haber con 117 años de vida de una riquísima historia y un pasado repleto de gloria. Y como eso ya es sabido, es también irrefutable el hecho de que luego de tantas jornadas a lo largo del tiempo fueron construidas por una larga lista de galería de símbolos que forjaron la identidad del club, desataron el amor de multitudes y le entregaron a nuestra institución la grandeza de la que todavía hoy disfruta. Nuestra historia no empezó ayer y merece ser contada, ya que es fundamental conocerla para saber quienes somos y hacia dónde vamos. Por eso, como homenaje respetuoso y como saludo eterno, se recuerda a éstos grandes en las fechas que ya les pertenecen. A los ídolos académicos, simplemente gracias. Ayer, hoy y siempre.

Una sana costumbre por aquellos días dorados en los que la Academia contó de la mano de su fútbol con la gran oportunidad de caminar de la mano de la gloria. Fue un ritual que marcaría un antes y un después en el fútbol argentino. Y es que en la segunda década del Siglo XX, Racing se transformó en un protagonista exclusivo de los campeonatos de Primera División. Absolutamente cómodo con eso de ganarles a todos, la Academia se volvió imbatible gracias a un juego de altísimo nivel que no podía mostrar ningún otro equipo. Dominador indiscutido de los torneos de Primera División en 1913, en 1914, en 1915 y en 1916, el cuadro de Avellaneda se consagró también el 25 de noviembre de 1917. Y de gran forma: con un juego exquisito que le permitió pasar por encima a gran parte de los rivales, sumar 35 puntos y sacarle 5 de diferencia a River, el segundo en la tabla de posiciones. 

El andar racinguista no dejó lugar a ningún tipo de dudas: 16 victorias, 3 empates y solamente una derrota. Pero eso no es todo porque, además, fue el conjunto más goleador y el menos goleado: convirtió 58 tantos y recibió exclusivamente 4. ¿Los triunfos más resonantes? Un 7 a 1 a GEBA, un 6 a 0 a Porteño, un 5 a 0 a San Isidro, un 6 a 0 a Atlanta, un 8 a 0 a Columbian y un 5 a 0 a Banfield. La única caída fue, justamente, en la última fecha ante Independiente, que se impuso 1 a 0 como visitante. Alberto Marcovecchio acabó como el máximo artillero con 29 conquistas, seguido por Alberto Ohaco, que marcó 17. En total, fueron 10 los futbolistas que dejaron sus sellos en las redes contrarias.

Nombres y apellidos participantes de esta hazaña sin precedentes hubo muchos y resulta imprescindible mantenerlos presentes en la memoria colectiva del pueblo académico, ya que fueron nada más ni nada menos que los arquitectos de una gesta insuperable a lo largo de nuestra historia: Marcos Croce, Roberto Castagnola, Armando Reyes, Ángel Betular, Francisco Olazar, Enrique Machiavello, Natalio Perinetti, Juan Viazzi, Ohaco (capitán), Marcovecchio, Juan Hospital, Juan Perinetti, Nicolás Vivaldo, Pascual Garré, Juan Barreto, Pedro Ochoa, Carlos Galup Lanús, Salvador Presta, Ricardo Minondo y Carlos Franch. Con un plantel tremendamente ganador, Racing también se impuso la Copa Ibarguren, frente a Rosario Central, en los primeros días de 1918.

A 103 años de una hazaña fenomenal y que permanecerá por siempre dentro de los logros más importantes conseguidos desde lo deportivo por el club, se reconoce una vez más a nuestros eternos campeones. Ellos fueron los verdaderos artífices de otro título que nunca perderá su vigencia.

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...