Cargando...

Efemérides

Yaya Rodríguez, goles en la cima del mundo

Miércoles 02 de Junio de 2021
Fue un delantero de gran categoría que llegó a Racing en 1965 y en sólo dos años ganó todo: el torneo local, la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental. Su presencia en el área rival y sus tantos fueron una garantía dentro del maravilloso Equipo de José. En este día la institución vuelve a tener presente su recuerdo y la gloria que nos legó.
Yaya Rodríguez, goles en la cima del mundo
A éstas alturas ya es toda una obviedad el mencionarlo, pero no por eso hay que dejar de hacerlo. Racing Club cuenta en su haber con 118 años de vida de una riquísima historia y un pasado repleto de gloria. Y como eso ya es sabido, es también irrefutable el hecho de que luego de tantas jornadas a lo largo del tiempo fueron construidas por una larga lista de galería de símbolos que forjaron la identidad del club, desataron el amor de multitudes y le entregaron a nuestra institución la grandeza de la que todavía hoy disfruta. Nuestra historia no empezó ayer y merece ser contada, ya que es fundamental conocerla para saber quienes somos y hacia dónde vamos. Por eso, como homenaje respetuoso y como saludo eterno, se recuerda a éstos grandes en las fechas que ya les pertenecen. A los ídolos académicos, simplemente gracias. Ayer, hoy y siempre.

Ocurrió que casi nadie se imaginó que un pibe ya no tan pibe -28 años tenía cuando pisó por primera vez las tierras de Avellaneda- se transformaría en figura y en ídolo en tan poco tiempo. Sucedió que casi nadie intuyó que un entrerriano con poco renombre en el fútbol argentino alcanzaría con la casaca celeste y blanca la cima en este deporte. Pero pasó. Y fue una alegría que así fuera. Juan José Rodríguez, nacido el 1 de enero de 1937 en la localidad de Galarza, llegó al club en 1965, junto a Juan Carlos Rulli, directamente desde Boca. Antes, había pasado sin mucha notoriedad por Nacional y por Huracán. Ni bien se ubicó en Avellaneda, encontró en Juan José Pizzuti al hombre capaz de sacar lo mejor de su talento. Y así, se cansó de hacer goles y de generar momentos de alegría en la gente académica. 

Hábil, veloz y con gran facilidad para moverse dentro del área contraria, Yaya, como se lo conocía en el ambiente, armó rápidamente una buena sociedad con Jaime Martinoli y con Juan Carlos Cárdenas en el ataque. Humberto Maschio, el cerebro de ese conjunto, funcionaba como el gran asistidor. Todos juntos, más las incorporaciones que se sumaron en 1966 y en 1967, conquistaron el campeonato local, la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental. De hecho, Rodríguez fue, con seis tantos, fundamental para ganar el torneo sudamericano que le permitió a Racing enfrentar al Celtic Glasgow escocés y coronarse de manera posterior como el mejor equipo del mundo en el 67.

En total, Yaya disputó con la casaca albiceleste 105 partidos y convirtió 37 goles. Su promedio deja en claro la talla de su aporte ofensivo. Querido por sus compañeros, admirado por sus rivales, recibió hace poco un homenaje en el Recinto de Honor del Cilindro: allí se colocó una placa que recuerda a los futbolistas del Equipo de José que ya fallecieron.

Hoy, fecha en la que se cumple un nuevo aniversario de su partida física, Racing vuelve a recordar con todos los honores que se merece la figura de un futbolista notable, que se encargó junto a un plantel legendario de poner a Racing Club en la cúspide del mundo futbolístico. Y ese privilegio vivirá por siempre en las páginas más gloriosas de nuestra historia.

Notas relacionadas

Siempre vigente

Efemérides

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...