Cargando...

Fútbol Femenino

"Calculábamos estar cuartas o quintas"

Viernes 20 de Marzo de 2020
Flor Romero, capitana del equipo femenino, hizo un balance sobre el desempeño colectivo en la primera fase del torneo, donde esperaba un mejor rendimiento, y sobre el proceso del club en la nueva etapa rentada.
"Calculábamos estar cuartas o quintas"
Hay prioridades innegociables para Flor Romero. En el inicio de la cuarentena resuelta por el Gobierno Nacional para evitar la expansión de la pandemia de coronavirus, la capitana del equipo femenino no necesita apuntador que le indique por dónde empezar su charla con la web oficial del club.

"Como todas y todos, pedimos que la gente tome conciencia y respete las medidas que tomó el Gobierno. Por lo que se ve en el inicio de la cuarentena, creo que la respuesta fue muy buena. Hay que ser solidario y responsable, porque sería un gran error minimizar esto y eludir el compromiso que debemos tener como comunidad. Lo podemos ver con lo que está pasando en Italia y en España. Es en estos momentos de extrema gravedad cuando te das cuenta de que, si no tenés salud, no tenés nada. Hay que quedarse en casa porque esa es la única manera de tratar de controlar esta pandemia", señaló Flor, con conciencia plena acerca de sus obligaciones en este receso ajeno a vacaciones. Es más, como futbolista cuenta con un mandato de Racing: "Tenemos un plan de entrenamiento y nutricional para cumplir durante este receso, que no sabemos hasta cuándo durará ni qué formato de competencia tendrá la Zona Campeonato. Ojalá que todo se vaya normalizando en las próximas semanas".

Cuando fue el momento del análisis del desempeño del equipo en la primera fase, Romero tampoco se pronunció con tibieza. Porque el objetivo cumplido, el primero, ha tenido gusto a poco... "Es cierto que nos metimos entre los primeros ocho equipos cuando todavía nos falta jugar el partido con Boca de la última fecha. Pero, sinceramente, no era lo que esperaba. Y creo que es una impresión que todas tenemos en el equipo. Somos un grupo muy unido, con los objetivos claros. Calculábamos estar cuartas o quintas, pese a los cambios en el plantel. Boca y UAI Urquiza están arriba del resto, y así se ve en la tabla, por plantel y estructura. Pero con el resto del pelotón de arriba estamos para jugar de igual a igual".  Las causas del desnivel, para Flor, se reconocen con facilidad: "Arrancamos muy bien la fase campeonato, a mitad de 2019, con equipo nuevo que se adaptó a esa circunstancia. Poco antes de fin de año reconozco que tuvimos un bajón anímico pronunciado por la lesión de Jole (Jorgelina Riolfo: sufrió rotura ligamentaria en una rodilla). Eso nos afectó y mucho más los problemas que surgieron después y que llevaron a una demora prolongada en su operación, algo que por suerte ya se resolvió. Creo que todas y todos pasamos por un proceso de aprendizaje en esta etapa de crecimiento de la actividad a partir de su semiprofesionalización. Nosotras estamos más expuestas porque, sin dudas, somos más visibles y debemos acostumbrarnos a eso. El club también pasa por un etapa de reacomodamiento para que tengamos una infraestructura adecuada en el Predio, con lugar propio y materiales suficientes para entrenarnos. Ahora tenemos un encargado administrativo del área, que es Julián Scher, que se va a dedicar a tiempo completo. Lo conocemos bien y sabemos todo lo que puede hacer con su capacidad. A Nacho Scarcia, que antes cumplía esa función pero part time, siempre le vamos a estar agradecidas por todo su esfuerzo, compromiso y dedicación. Hizo mucho por el fútbol femenino, pese a que no podía trabajar a tiempo completo".

El Racing que viene, cuando la pelota vuelva a rodar, lo imagina con perfil definido... "El cambio que hizo el Tano (Spinelli, entrenador) en el sistema defensivo, al pasar a jugar con tres en el fondo, nos favoreció. Sabemos qué hay que corregir: por ejemplo, la eficacia ofensiva, porque generamos bastante y no convertimos en esa proporción. Y no es algo de Mili (Menéndez) ni de Belén (Spenig), que son dos delanteras tremendas que, además, hacen un gran despliegue cuando el equipo pierde la pelota y hay que recuperarla. Tal vez les queda, en esa situación, lejos el arco o en los últimos partidos entraron en un racha negativa y eso les juega en contra mentalmente. Es una tarea colectiva ayudarlas a volver a convertir. Tenemos muy buenas cabeceadoras, por lo menos cuatro; por eso la pelota parada es algo que se puede transformar en un recurso eficaz para el ataque", completó, a la espera de eso llegue pronto por el bien de todos en la Argentina.

 

Notas relacionadas

"Estoy en el lugar adecuado"

Fútbol Femenino

Entre las mejores

Fútbol Femenino

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...