Cargando...

Fútbol Femenino

Jugadoras con clase

Lunes 27 de Abril de 2020
Milagros Menéndez y Milagros Otazú, integrantes del plantel de Primera y de la Selección, son dos de las que ya empezaron a cursar, de manera virtual, en el Centro Universatario de Idiomas (CUI), de la Universidad de Buenos Aires (UBA), gracias al convenio entre Racing y la institución de educación superior, de reconocido prestigio. "Es muy bueno que un club pueda darte una oportunidad para formarte", coincidieron.
Jugadoras con clase
Integrantes del plantel superior y de Selección, las dos Milagros, Menéndez y Otazú, también hacen punta -al igual que siete compañeras más- como integrantes del equipo femenino que empezaron a cursar las clases virtuales que el Centro Universitario de Idiomas (CUI), dependiente de la Universidad de Buenos Aires (UBA), ofrece en su plataforma. Esta posibilidad se da gracias al convenio que Racing suscribió con diversas entidades de educación superior para que las jugadoras de Primera y Reserva puedan avanzar en su formación humanística (cabe recordar que, en el caso del CUI, los beneficios del acuerdo alcanzan a los socios del Club).

Menéndez, goleadora mundialista, eligió “portugués, porque es algo que siempre me insiste Soledad Jaimes, mi mejor amiga, quien jugó muchos años en el fútbol brasileño. Nunca se sabe: tal vez en el futuro sea una herramienta que me sirva para mi ámbito laboral. Cada clase dura tres horas, con un breve intervalo de diez minutos, que se aprovechan al máximo”. La delantera reconoció, en charla con la web oficial, que “es muy bueno que tu club te dé esta posibilidad de elegir, y más en estas circunstancias. Sirve para que una se pueda enfocar en cosas provechosas en un contexto complicado por la cuarentena”.

Desde Misiones, adonde llegó justo antes de que se decretara el período de aislamiento social y obligatorio para recluirse junto a su familia, Otazú recuerda las clases de inglés de su época escolar y admite que, ahora, puede desarrollar “algo que tenía pendiente”. La defensora le dijo al sitio: “Está todo muy organizado, desde la introducción para determinar qué nivel te corresponde, a las clases semanales. Es una ayuda grande la que nos da Racing y no quise desaprovecharla. Somos 12 en la clase virtual. Después está la oportunidad de seguirla de manera presencial, pero hoy es imposible saber cuándo sucederá eso”.

Y, así como sostuvo Mili mayor, ella también ve en la incorporación de un idioma extranjero un recurso vinculado a un eventual horizonte de trabajo. “Al menos, voy ganando tiempo por si alguna vez me toca jugar en Estados Unidos”, afirmó acerca de un lugar de excelencia en fútbol femenino.

Notas relacionadas

El valor del encuentro

Fútbol Femenino

Un paso al frente

Fútbol Femenino

Jugada de pizarrón

Fútbol Femenino

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...