Fútbol Femenino

"Encontramos nuestra forma de jugar al fútbol"

Martes 29 de Noviembre de 2022
Con las energías puestas en el trabajo diario para sostener y potenciar en 2023 lo expuesto durante esta temporada,  Agustín Benchimol dejó en claro el norte hacia el que apunta el plantel de Racing, mientras sigue con sus entrenamientos en el cierre del año. "Para sostener primero hay que construir", afirma el DT académico que afirma a su vez que la Academia ha logrado una identidad propia a la hora de tratar a la pelota.
"Encontramos nuestra forma de jugar al fútbol"
Aunque parezca todo lo contrario por estos días, la pelota en Racing sigue rodando. Mientras que el plantel masculino prepara su vuelta a la actividad a partir del próximo lunes para comenzar con su pretemporada, el grupo que compone la totalidad del fútbol femenino académico tanto de Reserva como de Primera División continúa activo durante este tiempo, que empieza a abrile las puertas al cierre del año pero que continúa con luz verde para el trabajo diario. Es por eso que mientras la gran mayoría del ambiente futbolístico a nivel global se encuentra con las miradas centradas en lo que sucede en Qatar con el Campeonato Mundial de la FIFA, que mañana tendrá en cancha por tercera vez a la Selección Argentina ante Polonia, en el Predio Tita Mattiussi no hay descanso para la Academia. No lo hacen sus jugadoras, ni su cuerpo técnico, ni tampoco lo hace Agustín Benchimol, el entrenador del equipo que tras quedarse con el histórico tercer puesto en el último campeonato de la máxima categoría detrás de Boca Juniors y UAI Urquiza, después participó de la Copa Federal y luego, lejos del freno quizás lógico por el final de la temporada, mantuvo firme su actividad preparatoria en pos de un 2023 con altas aspiraciones y un estilo deportivo ya definido en lo que a la pelota se refiere.  

- ¿Cómo ves el final del año para el plantel en líneas generales tras el último partido que se jugó ante Belgrano por la Copa Federal a principios de noviembre? 

-  Fue un partido en el que la pasamos mal y nos dimos cuenta de eso. Por eso, de manera posterior hubo descanso para el plantel. En algún punto siento como que tratamos de eliminar ese partido o de tomarlo como uno más dentro de los 21 que jugamos a lo largo del año, más la cantidad de amistosos que llevamos a cabo. Pero lamentablemente no fue un partido más, ya que en ese caso teníamos que ganar sí o sí para pasar de fase y lamentablemente no lo pudimos hacer. Y obviamente que tuvo su análisis particular por fuera de lo que fue el año. Pero al mismo tiempo, tras la semana libre se regresó al trabajo con el objetivo de que el plantel se siga potenciando durante este cierre del 2022. Nosotros desde el primer momento fijamos el objetivo general de llevar a cabo un proceso a lo largo del año, tanto desde lo deportivo como desde lo grupal.

- ¿De qué forma se trabaja en este cierre de año atípico que se está viviendo? A pesar de algunos días libres, el plantel nunca dejó de entrenar y recién tendrán vacaciones a mitad del mes que viene...

- Desde lo profesional, tanto los parates como los cierres de años siempre suelen ser atípicos. Y en este caso la situación no fue una excepción; al contrario. Este año tuvimos trece partidos de corrido y después paramos durante dos meses; luego se jugaron seis partidos más, luego de los cuales paramos otra vez durante un mes y medio, para finalmente disputar un partido más por la Copa Federal. Ahora estamos en medio de un nuevo parate que durará dos meses más y luego del cual, se iniciará la nueva competencia oficial del 2023 pocas semanas después. Con todo el tiempo de detención que hubo y habrá entremedio del inicio del nuevo torneo se hace muy difícil el trabajo, ya que siempre se terminan haciendo las cosas de manera muy apurada. Entre el mercado de pases que ya está abierto, a pesar de lo que falta para el arranque del nuevo torneo, la pretemporada que aún no puede iniciarse debido a que aún queda muy largo el periodo de preparación y las fiestas de fin de año en medio de todo, hay demasiada pausa en el recorrido y todo se hace bastante complicado. Pero más allá del panorama, se sigue trabajando de la misma forma desde hace muchos años en el fútbol femenino. Y uno trata de adaptarse a distintas situaciones para hacer las cosas del mejor modo posible. De esta manera vamos a intentar poner en práctica lo que creamos que nos puede dar el mejor resultado posible.

- Sin caer en obviedades ni en cosas ya dichas, ¿qué análisis global podés hacer del año futbolístico del equipo?

- A lo largo del año vas atravesando muchas situaciones, con puntos altos y puntos bajos. Pero en este caso, no sólo creo que se cumplieron tanto las expectativas como los objetivos que habíamos planteado a principio del años, cuya mayor meta era poder estar entre los primeros cuatro del fútbol argentino y no de cualquier forma sino consecuente a lo que creo que se pudo lograr, sino que se gestó y se pudo mantener una identidad de juego propia a lo largo de la competencia. Racing empezó a encontrar su forma de tratar a la pelota y de jugar al fútbol. Y ahora que eso ya se logró, queda mucho por seguir haciendo: sostener el tercer puesto obtenido y seguir subiendo escalones para poder mantener nuestra identidad futbolística más allá del paso del tiempo, que creo que es lo más difícil de hacer. Pero sin dudas la búsqueda de ese objetivo sería imposible sin una base sólida conformada por los puntos que acabo de mencionar. Para sostener primero hay que construir. Y luego de eso hay un análisis más pormenorizado que también tenemos presente, obviamente. Sabemos que tuvimos puntos y momentos del año altísimos tanto en lo individual como en lo colectivo desde el plano futbolístico, como otros en los que bajamos mucho el rendimiento. Pero destacó el hecho de que hubo jugadoras que llegaron desde otros clubes y que en Racing recuperaron su confianza junto a su mejor nivel, junto a otras que ya estaban en el club y que alcanzaron o mantuvieron su mejor potencial. Pero también soy conciente de que hubo puntos en los que a nivel de juego hubo desempeños flojos o con algún traspié; en especial, el partido ante Belgrano por la Copa Federal. Y a este último torneo que disputamos lo analizo por ahí, porque estaba propuesto desde el arranque del año justamente el hecho de analizar todo aquello en lo que compitiéramos de principio a fin no como hechos aislados, sino como la construcción de un objetivo general.

- ¿Cómo se planifica el 2023 a nivel de objetivos, pretemporada e incorporaciones?

- Lo terminaremos de diagramar a partir de los primeros días de enero, cuando haya empezado la pretemporada y ya tengamos más definida la realidad del plantel en cuanto a nombres, además de saber en que tipo de torneo vamos a competir. Hay un margen que nosotros trazamos como siempre y que se apoya en objetivos paralelos dentro de este modelo de Racing que estamos tratando de construir, que como ya dije se apoya sobre la misma estructura que logramos hasta ahora, cosa que ya de por sí muy difícil de mantener. Pero al mismo tiempo también le apuntamos al hecho de seguir superándonos en cuanto a nivel resultados, sin perder de vista el hecho de seguir en búsqueda de una identidad de juego que sea práctiamente infalible o que esté muy arraigada a cada una de las jugadoras que vistan esta camiseta.

- Teniendo en cuenta el gran desempeño logrado durante el 2022, ¿para qué creés que estará el plantel en el 2023? ¿Se van a poner algún objetivo puntual, más allá de que luego pueda conseguirse o no?

- Vamos a poder planificar algo con respecto a esos temas puntuales recién el día en que tengamos a las 26 jugadoras de Primera División entrenando en el club. Me parece que ese será el punto de partida para saber hacia donde podemos apuntar, porque además para ese momento ya sabremos que tipo de competencia se va a llevar adelante. Creo que antes de ese momento no pueden sacarse muchas cosas en concreto al respecto. Lo que sí puedo reafirmar es que mientras nosotros estemos en el club como cuerpo técnico seguiremos en la búsqueda junto a las jugadoras de seguir trabajando por la misma senda a la que hice referencia hace un rato: la construcción de manera constante de un camino apoyado tanto en una identidad como en una idea de juego que representen al club.

- ¿Cómo vive el grupo la experiencia de trabajar durante el Mundial? ¿Están pudiendo aprovechar la experiencia de esos partidos en volcar conceptos que quizás puedan aplicarse al juego propio? 

- La verdad es que no lo estamos viviendo tan de cerca o de lleno, sinceramente. Y esto tiene que ver directamente con la cantidad de cosas que a nivel personal tenemos todas las personas que conformamos el equipo de trabajo del plantel en relación a trabajos u otras obligaciones. Desde lo personal, casi no estoy pudiendo ver los partidos en algunos turnos, ya que tanto por la mañana como por la tarde estoy abocado a otras tareas laborales. Y luego está el tiempo de entrenamiento junto a las jugadoras, pero en este caso lo que estamos tratando de hacer es el achicar la cantidad de horas de trabajo y al mismo tiempo, de optimizarlas al máximo. Por eso se están priorizando las actividades de técnica individual y otros aspectos tácticos puntuales, pero no estamos teniendo tiempo por ejemplo para llevar a cabo las charlas previas que hacíamos antes o el hecho de sentarnos a exponer cosas en común. La realidad es que nos gustaría hacer muchas otras cosas, pero debido a los tiempos y a las tareas del día a día fuera de la actividad deportiva esto resulta muy complicado.

- Desde tu lugar de entrenador y según lo que pudiste apreciar hasta ahora, ¿qué te parece el nivel en general del fútbol mostrado por los equipos y por la Argentina en el Mundial? 

- Más allá de lo que mencioné en la pregunta anterior, pude ver los partidos de Argentina más allá de otros resúmenes de otros equipos. Y creo que el análisis que se puede hacer según el contexto personal que acabo de marcar, es que se trata de una competencia en la que está quedando claro que no se pueden cometer errores. Los equipos juegan muy concentrados y orientados hacia esa meta, porque saben que cualquier falla puede dejarte afuera. Pero al mismo tiempo, también se da una situación inversa por parte de varias selecciones: van en busca de la heroíca, como se suele decir, y saben que cualquier golpe de azar o momento en que puedan mostrar un nivel superior de intensidad o de nivel futbolístico, pueden ser causales de la clasificación a una segunda fase. Después en la etapa eliminatoria ya todo queda en virtud de los equipos y también acompaña un poco la suerte de los cruces que puedan llegar a darse, pero al tratarse de partidos a todo o nada es cierto que muchas veces la definición se basa en los detalles. Y con respecto a lo hecho por nuestra Selección, creo que su nivel tras los dos primeros partidos no deja de ser bueno. Pero dentro de este panorama también debe tenerse en cuenta lo que el equipo hizo a lo largo de los últimos años junto al contexto particular de una Copa del Mundo, que encierra nerviosismo, ansiedad y seguramente muchas otras sensaciones más que no tengo dudas de que influyen en el rendimiento de los jugadores. Más allá de todo esto, tengo mucha confianza en lo que viene mostrando Argentina tanto en el último tiempo como en los dos juegos iniciales de esta competencia, más allá del resultado adverso del debut que luego pudo revertirse. Ahora veremos que es lo que sucede mañana.

Notas relacionadas

La pelota siempre a la diez

Fútbol Femenino

Un ensayo que sirve

Fútbol Femenino

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...