Cargando...

Alberto Ohaco

Fue sinónimo de ataque y eficacia pero también de finura e inteligencia.

Su historia

En tiempos en los cuales el fútbol recién comenzaba a escribir el génesis de su historia, Alberto Bernardino Ohaco logró forjar su propia impronta, no sólo como delantero sino como ícono del Racing que se llenó de gloria en el amateurismo. Nació en 1893, apareció en la tercera división “B” en 1906 y cinco años más tarde, con apenas 18 de edad, debutó en la primera de “La Academia” en donde jugó hasta 1923. A lo largo de los siete campeonatos durante los cuales el equipo logró el título de manera consecutiva, de 1913 a 1919, Ohaco fue el encargado de llevar la cinta de capitán y sobresalir no sólo por su presencia como atacante sino por su inteligencia y su personalidad intachable dentro y fuera de los terrenos de fútbol.



Durante sus doce años en el club se erigió como goleador en cuatro certámenes consecutivos (1912 al 15) y además de obtener ocho títulos de AFA, logró tres copas de honor Municipalidad de Buenos Aires (1913, 15 y 17), cinco campeonatos argentinos Copa Dr. Carlos Ibarguren (1913, 14, 16, 17 y 18), una Copa de Honor Cousenier (1913) y dos campeonatos rioplatenses Copa Dr. Ricardo C. Aldao (1917 y 18).



La huella que dejó Ohaco trascendió las fronteras de Avellaneda y llegó sin escalas previas, pero defendiendo los mismo colores con igual pasión, hasta la Selección Nacional en la cual jugó sólo once cotejos entre los años 1912 y 18. Falleció el 8 de marzo de 1950, pero quedará por siempre en los libros y en la memoria de Racing como el primero de muchos ídolos que construyeron las historia de la institución.

Títulos obtenidos

  • 8 Campeonatos (1913, 1914, 1915, 1916, 1917, 1918, 1919 y 1921)
  • 3 Copas de Honor Municipalidad de Buenos Aires (1913, 1915 y 1917)
  • 5 Copas Dr. Carlos Ibarguren (1913, 1914, 1916, 1917 y 1918)
  • 1 Copa de Honor Cousenier (1913)
  • 2 Copas Rioplatense Dr. Ricardo C. Aldao (1917 y 1918)

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...