Cargando...

Primer Equipo

Gran grito en el Monumental

Domingo 18 de Junio de 2017
Racing mostró una alta dosis de contundencia y le ganó a River por 3 a 2 en el clásico de la fecha. Lautaro Martínez, Miguel Barbieri y Marcos Acuña convirtieron para el equipo de Diego Cocca.  La Academia sigue peleando por un lugar en la Copa Libertadores.
Gran grito en el Monumental
Con el amor propio a flor de piel, con un nivel de sacrificio colectivo fuera de toda discusión, Racing se encargó de dar el gran golpe de la vigesimoctava fecha del campeonato al ganarle a River, uno de los candidatos al título, por 3 a 2 en el Monumental. La Academia, con muchos chicos en el campo, se dio un lindo gusto en un escenario siempre complicado y volvió a meterse de lleno en la disputa por entrar a la próxima Copa Libertadores.

La suerte le guiñó el ojo a Racing antes de que pudiera amagar con construir algún mérito futbolístico para ponerse en ventaja. Iba un cuarto de hora cuando, a la salida de un tiro libre, Lucas Martínez Quarta rechazó sobre el cuerpo de Lautaro Martínez. La pelota, en una carambola asombrosa, se metió contra el palo derecho de Augusto Batalla sin que nadie pudiera terminar de entender por qué el azar había decidido ponerse la camiseta celeste y blanca. Antes y después de eso, el terreno y el balón le pertenecieron al conjunto de Marcelo Gallardo, que buscó por todos lados quebrar la resistencia de una defensa plantada con cinco hombres. Licha López debió salir y Brian Mansilla lo reemplazó. Gastón Gómez casi no tuvo que intervenir hasta el descanso y el dueño de casa se topó con la impotencia de no saber cómo generar ocasiones concretas de peligro.

Tampoco había producido mucho en ataque el equipo de Diego Cocca cuando estampó el segundo. Apenas tres minutos marcaba el reloj cuando Barbieri">Miguel Barbieri se elevó por encima de todos y, con un movimiento excelente de cabeza, dejó sin oportunidad de reaccionar al arquero. Pero iba a haber más porque la contundencia parecía ser la mejor baraja de la Academia en un domingo que resultaría inolvidable: un pase profundo de Luciano Aued encontró una definición sensacional de Marcos Acuña –que incluyó dejar en el camino a Batalla-. Cómodos con los espacios cedidos por el anfitrión, los rendimientos de Acuña y de Martínez crecieron hasta transformarse en absolutamente determinantes para garantizar la calma.

Había que aguantar el tramo final de la tarde y Cocca optó por sacar a las dos figuras de la cancha: Matías Zaracho y Santiago Rosales ingresaron para aportar aire frente al cansancio general. Marcelo Larrondo, que había pisado el césped por Sebastián Driussi, descontó a los 34 para darle una dosis de suspenso al encuentro. El tanto de Jonatan Maidana a los 41 pobló de tensión un estadio que estaba soportando el viento del casi invierno y Racing tuvo que apretar líneas para resistir la embestida millonaria. La Academia, con la ilusión de no bajarse de nada, se apropió entonces de un triunfo clave para mantener de pie el objetivo.

Fotos: Paola Lara.
1 / 19
Fullscreen

Notas relacionadas

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...