Cargando...

Primer Equipo

Sólo un punto

Domingo 07 de Octubre de 2018
La Academia ganaba por 2 a 0 y lo tenía controlado en el Cilindro pero se descuidó y Boca se lo empató a poco del final. Lisandro López hizo los dos goles de Racing, que continúa siendo el único puntero del campeonato.
Sólo un punto
La victoria se le escurrió de las manos cuando más cerca estaba y Racing concluyó el domingo envuelto en una zozobra emocional de la que deberá recomponerse cuanto antes para sostenerse en la senda del protagonismo. En el Cilindro y ante Boca, la Academia no pudo aguantar la ventaja y terminó empatando 2 a 2 un clásico que controlaba sin mayores inconvenientes. Pese a la igualdad, la punta le pertenece y eso es mucho más que un simple detalle.

El vínculo entre los goles y los méritos a veces no se derivan directamente de la lógica del juego. El equipo de Eduardo Coudet encontró la ventaja antes de haber acumulado en su espalda argumentos como para justificar la diferencia. Apenas iban seis minutos cuando, en un tablero de ajedrez en el que cada metro valía oro, Augusto Solari construyó un surco en la banda derecha hasta llegar a raya de fondo y lanzar un centro atrás de manual para la entrada de algún compañero. La jugada se ensució pero Lisandro López, en un nuevo arresto de talento, se las ingenió para conectar. Lo demás fue un grito infinito. El partido continuó tal como lo habían planteado los entrenadores: los dos metieron, los dos corrieron y los dos intentaron destrabar en espacios más que reducidos la encrucijada defensiva que se les plantaba por delante. 

¿Presionar para jugar o jugar para presionar? Por momentos, no quedó muy claro por qué ambos buscaron hacer del ahogo al adversario la base de la propuesta futbolística. Obligados a saltear líneas, la pelota viajó mucho por el aire y a Marcelo Díaz, sitiado por el nutrido mediocampo xeneize, le fue algo más complicado imponer condiciones alrededor del círculo central. Nery Domínguez, improvisado zaguero, batalló con Ramón Ábila en un duelo con mas agarrones que destellos estéticos. Antes del descanso, la Academia contó con alguna posibilidad más pero sin terminar de acertar en los metros decisivos. 

Boca se adelantó, Fernando Gago agarró la pelota con más frecuencia y el dueño de casa se retrasó a la espera de algún contragolpe. El segundo llegó a los 20, tras una recuperación alta de Matías Zaracho que Licha envió a la red con su categoría habitual. Sin poder acumular pases como para descansar desde la tenencia, daba la sensación de que la Academia manejaba la situación. Eso: daba la sensación. Ricardo Centurión reemplazó al capitán y, a partir de ahí, la visita recuperó el ímpetu que había perdido. Gustavo Bou ocupó el lugar de Cristaldo pero nada fue igual. Ramón Ábila convirtió a los 36 y el descuento trastocó una escena que parecía encaminada. La expulsión de Zaracho empeoró el panorama y Sebastián Villa, a cuatro del cierre, empató para sumergir el ánimo por debajo del suelo.

A Racing no le alcanzó y se le escapó la chance de estirar la distancia con los que vienen atrás. Pero sigue siendo puntero y conservó el invicto. Será cuestión de continuar creciendo para ser protagonista hasta el final.

Crédito fotográfico: Fotobaires.
1 / 16
Fullscreen

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...