Cargando...

Primer Equipo

A seguir subiendo

Domingo 22 de Septiembre de 2019
En la tarde del domingo, Racing construyó una trabajosa victoria ante Arsenal en el Cilindro. Le ganó por 2 a 1 con goles de Lisandro López y de Darío Cvitanich. La Academia llegó a los 12 puntos y va por más.
A seguir subiendo
Como si tuviera en la alacena los ingredientes justos para cada ocasión, Racing recurrió a la jerarquía y al oficio para lograr en el Cilindro la tercera victoria consecutiva y prenderse en la parte alta de la tabla. Arsenal fue la víctima en un 2 a 1 que mantuvo el suspenso y la tensión hasta el final. Tan cierto es que al campeón le faltó el brillo de sus tardes de domingo más memorables como que expuso virtudes suficientes como para sumar de a tres.

Siete minutos funcionaron como vértice de las emociones de una primera parte que atravesó por momentos favorables para cada equipo. Fue Darío Cvitanich, con su olfato goleador siempre vigente, el que convirtió a los 26 para inclinar la balanza del lado local. Fue Franco Sbuttoni el que, a los 28, vio la roja por un cabezazo totalmente ajeno al juego. Y fue Nery Domínguez, a los 33, el que se fue expulsado tras dos infracciones que el árbitro juzgó dignas de amonestación. Antes de eso, el conjunto de Sergio Rondina se sintió más cómodo porque aprovechó la velocidad y el buen manejo de sus mediocampistas para complicar a la línea de volantes local. Y, después de eso, el campeón controló el desarrollo a partir de una tenencia prolija que se volvió peligro cada vez que Matías Zaracho se cruzó con la pelota. Pudo haber habido más goles antes del descanso.

Ocho minutos transcurrieron hasta que el encuentro ingresó en fase de suspenso. Nicolás Giménez sacó de galera un tiro libre fantástico y empató cuando nada hacía pensar que el resultado estaba en riesgo. Pero, frente a las dudas, Racing se recostó en la categorías de sus piezas de experiencia y, a los 18, Alejandro Donatti saltó más alto que todos para que Lisandro López tocara al gol. Ya habían entrado Lucas Orban en lugar de Iván Pillud y Jonatan Cristaldo por Cvitanich. Obligado por las circunstancias, Arsenal se adelantó y complicó tratando de penetrar por un sector y por el otro. Walter Montoya fue la carta para tapar huecos y resistir con dos líneas de cuatro bien plantadas. La apuesta le salió bien a Coudet porque la Academia no sufrió demasiado y terminó abrazándose a un triunfo clave para no perderle pisada al líder del campeonato.

Crédito fotográfico: Fotobaires.

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...