Cargando...

Reserva

Esta vez la remontada no alcanzó

Martes 14 de Mayo de 2019
Con fútbol y amor propio en iguales proporciones, la Academia conseguía una remontada digna del aplauso en su visita ante Vélez. Pero el local se despertó en el complemento y en poco más de 20 minutos marcó los dos goles del 2-2 final que le dio el pasaje a la seminfinal de la Copa de la Superliga 
Esta vez la remontada no alcanzó
En esta ocasión los pibes no pudieron revertir la historia. Este equipo de Juan Fleita ya nos había acostumbrado a lo largo de esta copa a momentos casi épicos a lo largo de los partidos, en los cuales la adversidad de combatir contra el resultado en contra aparecía y se transformaba en una prueba casi imposible de superar, pero que siempre acababa con un triunfo académico. Pero hoy en la Villa Olímpica de Vélez Sarsfield se acabó la epopeya, así como la participación de nuestra Reserva en la Copa de la Superliga. El viaje racinguista se terminó en los cuartos de final. El empate en dos goles se sumó al triunfo del adversario por 2-1 en el Predio Tita y clasificó a los de Liniers a la instancia de semifinales.

La cosa había arrancado muy bien para los racinguistas. A los cuatro minutos de juego Facundo Espósito pudo aprovechar la primera ocasión certera de gol con la que contó, para vencer la resistencia del arquero Borgogno y conseguir el primer tanto. La serie se igualaba en los papeles, pero los académicos debían marcar un tanto más, debido a la ventaja conseguida por Vélez en Avellaneda. Durante el todo el primer tiempo los comandados por el Lagarto Fleita se mostraron más precisos que su rival en la cancha de la Villa Olímpica y con una ambición futbolística que los hacía ir en pos de la diferencia necesaria para seguir adelante.

Y al igual que en la etapa inicial, antes de que se cumpliera el minuto diez de juego en el complemento, llegó el segundo tanto para la Academia. Tras una falta sancionada adentro del área local, Alexis Cuello se hizo cargo de la ejecución del tiro penal y con firmeza en su remate puso el 2-0. Quedaba mucho por jugar y Racing no se confiaba, más alláde que su rival no entregaba señales claras desde lo futbolístico que animaran a pensar en una remontada. 

Pero el fútbol presenta ribetes tan misteriosos y desconcertantes como extraños y emotivos. Y en el momento en que Vélez no encontraba de manera colectiva los caminos para imponer condiciones cerca de la valla defendida por Escobar, entraron en escena dos grandes definiciones de los pibes dirigidos por Guillermo Morigi. Primero Orellano, a los 65, y más tarde Campos, a los 85, sentenciaron un resultado sorpresivo desde lo mostrado durante gran parte del juego, pero justificado desde esas apariciones fulgurantes que también definen lo que es el fútbol. El 2 a 2 final depositó a Vélez en la siguiente etapa. Para los pibes académicos fue el final de una competencia en la que estuvieron a la altura de las circunstancias. 

La Academia formó con Escobar; Arregui, Villalba, Schlegel y Araujo; Cardozo, López, Domínguez  y Cuello; Espósito y Cassierra. En el complemento entraron Maggi por Cassierra, Iturra, por Domínguez y Córdoba por Araujo. En el banco junto a Fleita y a Carlos Arano se quedaron Olses, Sánchez de León, Olivera y Andrada.

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...