Cargando...

Primer Equipo

El trabajo académico en la costa no se detiene ante nada

Miércoles 11 de Enero de 2017
Este miércoles Racing volvió a entrenarse en Mar del Plata; en este caso, en doble turno. Si bien por la mañana la práctica se llevó a cabo con normalidad en la cancha de Kimberley, por la tarde y debido a amenazas de tormenta, el plantel debió retirarse del campo y completó los trabajos en el hotel de concentración.
El trabajo académico en la costa no se detiene ante nada
No se puede dar por perdido ni un instante. El tiempo es muy valioso siempre. Y más, cuando lo que está en juego es la preparación para todo un semestre de ardua competencia como el que la Academia tiene por delante. Es por eso que Racing no para en Mar del Plata. Ni siquiera ante dificultades climatológicas como las que ocurrieron durante la tarde de hoy y que obligaron a modificar de manera rápida y sobre la marcha lo planificado para el cierre de la jornada del miércoles. El plantel tiene en claro su objetivo y no se detiene ante nada que le impida alcanzarlo.

El primer turno de trabajo se realizó sin dificultades en la cancha de Kimberley. Tras el trabajo inicial de los jugadores de campo junto a Bustos con distintos movimientos de activación física, se le dio paso a las labores netamente futbolísticas. Mientras tanto, el grupo de los arqueros, que había comenzado la mañana con ejercicios en el gimnasio, realizó tareas de reacción y agilidad con cargas a las órdenes de Gayoso.

Para la parte táctica el grupo se dividió en tres: mientras los delanteros practicaron combinaciones ofensivas con variantes a la hora de las descargas y posterior definición junto a Mauro Gerk, los defensores trabajaron recepción y rechazo a las órdenes de Cocca y los mediocampistas ensayaron circuitos de posesión ante presión sectorizada junto a Zapata y a Bustos. Los únicos jugadores que no participaron del ensayo fueron Grimi e Insúa, que realizaron ejercicios de recuperación específicos de kinesiología en el hotel.

La práctica vespertina, segunda del día, debía llevarse a cabo también dentro de la cancha. Pero ante la amenaza generalizada de tormenta en toda la zona de Mar del Plata, que incluyó la caída de rayos, el cuerpo técnico tomó la decisión de regresar al Hotel Sasso y de modificar la rutina de entrenamiento para que los jugadores no resignaran la tarde de trabajo. En este caso se realizaron movimientos de zona media y de fuerza general que fueron dirigidos por los preparadores físicos de la Academia.

Este jueves el plantel volverá a entrenarse en doble turno; a puertas cerradas para los medios de comunicación y sin posterior atención.
1 / 19
Fullscreen

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...