Cargando...

El Club

Mucho más que recuerdos

Miércoles 28 de Julio de 2021
Armando Croatto, víctima de la última dictadura militar, recuperará su condición de socio con un detalle relevante: también fue empleado del club a mitad de la década de 1960. Su esposa Susana y su hija Virginia visitaron el Cilindro y se emocionaron con los registros de su paso por Racing. 
Mucho más que recuerdos
Susana Brardinelli toma el voluminoso tomo del antiguo registro de socios, uno de los tantos tesoros del archivo del club, y con la guía de uno de los responsables de la preservación de ese tesoro histórico, detecta la clave de su memoria: el folio que contiene la ficha de Armando Croatto, su esposo, empleado de Racing entre 1963 y 1964. La memoria colectiva, la de Susana, la de Virginia -su hija que la acompaña como Rodolfo, hermano y tío- y la de tantos que perduran, se agita. Y resuena. “Son muchas cosas juntas que reaparecen, de repente”, dice Susana y Virginia refuerza el testimonio. Porque aparecen aquellos años de mitad de la década de 1960, con Armando incorporado a las tareas administrativas de Racing, de las que también hay pruebas en los libros contables.

Susana, de familia racinguista, evoca sus días de noviazgo (“cuando podía, me hacía una escapadita y pasaba por la sede para ver a Armando”), su casamiento en 1969 y una Avellaneda de natural convivencia. “Armando era hincha de Independiente y tuvo su primer trabajo formal en Racing”, señala sobre el primer peldaño laboral que luego se proyectó en su graduación universitaria como contador. Y siempre estuvo la militancia sindical, la preocupación por el otro, por los postergados, y el compromiso que se nutrió en orígenes obreros y  en la compañía permanente de Susana.

Armando Croatto, según la decisión institucional de marzo de este año, recuperará su condición de asociado. Porque es el derecho que, en ausencia, Racing les reconoce las víctimas de la dictadura militar que rigió entre 1976 y 1983.  Y en el caso de Croatto se refuerza aún más por su carácter de exempleado.

“La decisión que asumió el Club tiene un enorme valor como mensaje para la sociedad”, apunta Susana. Sabe de qué habla: pocas semanas atrás concluyó el juicio que condenó con prisión perpetua a cinco integrantes del aparato de inteligencia del Ejército por haber su autoría intelectual en los delitos de privación ilegítima de la libertad, tormentos y homicidios en perjuicio de 94 personas, entre ellos una de nombre Armando Croatto. Ocurrió en el Tribunal Oral Federal 4, en San Martín, que llevó adelante la causa derivada de la Contraofensiva Montonera, por la cual militantes de esa organización, regresados del exilio entre 1978 y 1979, fueron víctimas de represión ilegal (70 de los 94 permanecen desaparecidos).

“Se hizo mucho para impedir el olvido, poner en su lugar la historia. A pesar de que hubo muchos intentos por ocultar lo sucedido, la historia no desapareció, está ahí. Las víctimas de la dictadura nos pertenecen a todos como sociedad. Racing hace un aporte muy importante con este reconocimiento a socios y socias porque impide el olvido y pone en su lugar la historia”, afirma Virginia, de apenas 3 años cuando su padre fue asesinado. Susana, su madre, ratifica: “Sólo nos queda agradecer por esta reconstrucción de la memoria”. 

Fotos: Paola Lara.

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...