Fútbol Masculino

Un equipo al taco

Sábado 01 de Abril de 2023
Racing superó un obstáculo complicado como Huracán, al que superó 2-1 con juego y calidad individual, reflejados en los golazos de Matías Rojas, con un zurdazo desde 25 metros que se metió bien arriba, y un tacazo de Gabriel Hauche. Con esta tercera victoria consecutiva el equipo de Fernando Gago alcanzó la segunda posición.
Un equipo al taco
Si un equipo combina destreza, posesión, circulación en diferentes alturas y velocidades, pero también paciencia y coraje para asumir riesgos, no es descabellado afirmar que juega al taco, al máximo, con pleno compromiso para alcanzar su objetivo. Así lo hizo Racing, que con su victoria 2-1 ante Huracán en la 9ª fecha del Torneo de la LPF -tercera seguida luego de haber superado a Sarmiento y Unión-, trepó a la segunda posición.

Una marcha más. Eso tuvo Racing en el primer tiempo y fue una virtud respecto de las últimas presentaciones. Porque pudo acelerar cuando decidió cambiar el sentido de la circulación: al movimiento de la pelota en sentido horizontal pudo darle aceleración en el momento de tomar rumbo vertical. No fue sencillo quebrar la muralla de Huracán, que sumó piernas detrás de la línea de la pelota y cuando tuvo ocasión, ensayó réplicas rápidas por izquierda. Con Gauto generó desequilibrio cuando dispuso de espacios y, en ocasiones, cuando propuso el mano a mano. Una vez llegó a fondo y metió el centro atrás para Cordero, que convirtió en posición central dentro del área. El VAR hizo lo correcto y Herrera rectificó como debía debido a una infracción (mano) de Gudiño en el incio de la maniobra, en el mediocampo.

Lo que costó decantar en ese primer capítulo se abrió en un instante a pura inspiración: primero, a los 2 minutos del segundo tiempo, fue el zurdazo teledirigido de Matías Rojas, despachado desde 25 metros de la meta y con un trayectoria que terminó en el ángulo superior derecho del arco de Chaves; luego, a los 12, le tocó a Gabriel Hauche, que resolvió con un tacazo en el área chica una pelota devuelta por Emiliano Insua en el segundo palo luego de un corner servido por Rojas.

Liberado de urgencias, Racing se afirmó en los pilares que ya había mostrado y ni siquiera se alteró con el descuento de Huracán, que el visitante obtuvo con el recurso repetido de volcar sus maniobras por izquierda con Gauto. Firme en el juego áreo y con la determinación de mover la bola cada vez que la obtenía, Racing hizo lo que mejor sabe. Por eso crece.

Foto: Paola Lara.


 

Notas relacionadas

El corte llegó de golpe

Fútbol Masculino