Fútbol Masculino

No salió el último tiro...

Domingo 03 de Diciembre de 2023
Racing remontó un 0-2 y llegó al empate en el descuento para definir el acceso a las semifinales de la Copa de la Liga en la serie de tiros desde el punto penal. En esa instancia se impuso Rosario Central (7-6), que enfrentará a River en el cruce por un lugar en la definición del torneo.
No salió el último tiro...
La épica alcanzó para el empate en dos, recuperación de una desventaja de 0-2 en el último cuarto de hora, y para prolongar la definición por tiros desde el punto penal a 16 remates. Central se impuso 7 a 6 porque Jorge Broun tapó el de Moreno y el de Sigali y porque Racing no pudo sostener la luz de ventaja tomada en el tercer remate, después de que Mallo estrellara el suyo en el travesaño. Antes de eso hubo 90 minutos, con una más que aceptable producción en la primera parte y una endeble en la segunda, que quedó relativizada por la remontada.

El último suceso del primer tiempo fue una cadena de infortunios, ajena a la mayor parte del desarrollo de esos 45 minutos. En el primer minuto de los tres añadidos, Sigali cruzó a su izquierda, pero el pique de la pelota en el césped mojado (la lluvia fue constante desde antes del inicio) hizo que el rebote terminara en la mano del central. El tiro libre ejecutado por Malcorra al segundo palo llegó a la cabeza de Mallo y al impacto de Arias, que en su afán de despejar dio contra el defensor rival. Penal convertido por Campaz a los 49 minutos de esa etapa, al vestuario en desventaja y con la decepción por no haber podido plasmar un resultado conforme al desarrollo. Porque Racing fue más por la influencia decisiva de Juanfer Quintero, hábil para buscar el espacio de recepción y aplicar el pase exacto en ventaja. Un remate del colombiano y una asistencia exquisita a Hauche hicieron que Broun impidiera el festejo. El arquero de Central surgió también para negarle un disparo a Ojeda, que ya en otra ocasión había resuelto ancho desde posición muy favorable.

Racing, paciente para el pase y con secuencias que le permitían eludir el bloqueo de los volantes rosarinos, dictó los tiempos ante un Central que fue previsible en su recurso: la búsqueda de Campaz, veloz y con habilidad para poder desequilibrar. Sin embargo, en ese aspecto tampoco hubo fallas de Racing, que lo controló con Mura y apoyo en la marca. 

El tanque pareció agotarse de manera prematura, ya que el Racing de los descuidos fue el que retomó el encuentro. Un tiro libre en centro que Mallo bajó de cabeza y Sandez empujó en el área chica sonó a sentencia prematura con el 2-0. El karma de la pelota detenida en contra, imperfección de todo 2023, dejaba a Racing sin semifinal de Copa de la Liga pese a que Central no establecía hegemonía. Era, sí, un pleno ejercicio de eficacia a cargo del conjunto rosarino, que después falló repetidamente de contra, con Racing jugado a favor de modificaciones ultraofensivas.

Grazzini colocó a Vecchio, Roger Martínez. Almendra y Romero con una línea de tres defensores que reunía a Mura, Sigali y Moreno… Racing replicó algo de sus virtudes de control y circulación, descontó con una maniobra notable de Roger a los 35 minutos y tiró las últimas fichas por un pleno. Que salió en un centro que Quiñones paró con un brazo al ampliar el volumen de cobertura: VAR y penal para el bombazo de Juanfer.

El 2-2 llevó a los penales. Y eso, se sabe, es otra historia…
 

Notas relacionadas

"No encontramos los espacios"

Fútbol Masculino

Con los caminos cerrados

Fútbol Masculino