Fútbol Masculino

Un cierre casi perfecto

Lunes 05 de Febrero de 2024
Racing, con firmeza y solidez antes que con fluidez en su juego, empató sin goles en su visita a Estudiantes. En el final, ya en tiempo de descuento, tuvo dos chances claras para quedarse con el triunfo.
Un cierre casi perfecto
El pedido de fimeza, solidez y espíritu colectivo, difundido a viva voz luego del debut, ya había tenido satisfacción en la segunda fecha, que concluyó con goleada a Tigre. Anoche, en La Plata y ante un rival calificado como Estudiantes (llegaba líder en la Zona B, con puntaje ideal y sin goles en contra), Racing dio otro paso en su objetivo de consolidarse como una formación sin fisuras. Si bien en algunos tramos no pudo controlar la pelota y, en el primer tiempo, tuvo algunos desajustes en la última línea, supo corregir y evitar mayores problemas. El 0-0 debe tomarse, en el balance, como un paso más hacia el propósito del crecimiento.

Los intentos de asociación entre Almendra y Juanfer Quintero fueron el punto de apoyo en el que Racing quiso construir juego. El primer pase, en general bien jugado a cargo de Almendra, no tuvo tanta continuidad en el colombiano. Entonces, para llevar peligro al arco de Estudiantes, Racing tuvo que apostar a lanzamientos largos para que Martínez se impusiera en el roce o para que Martirena se proyectara por derecha. Maravilla complicó a los centrales, pero cuando el recurso se volvió sistemático, perdió eficacia. El punta estuvo cerca de convertir al tomar de primera un centro rasante de Martirena y, luego, en el tramo final del primer tiempo, dos remates de Solari también complicaron a Mansilla, sobre todo el segundo, en el descuento.

De todos modos, Racing pasó sobresaltos con un simple mecanismo activado por el local: lanzamiento de izquierda al centro para que Correa penetrara entre una zaga abierta. Esa grieta no fue el único problema, porque el despegue (pelotazos precisos de Zapiola o Sosa) no encontró un dique que contuviera en la zona que debía custodiar Martirena. Cuatro veces Correa recibió en posición franca, por el centro. La de mayor riesgo terminó con un remate en el travesaño y una quinta, convertida, fue anulada por intervención de VAR.

Con las líneas más juntas y mayor coordinación para cerrar líneas, en el segundo tiempo ya no hubo zozobra y, en el segundo tramo de ese período, Racing pudo llevar la pelota a campo ajeno con una corrección. Con Conti (por Martirena), Costas armó línea con tres centrales y ensanchó los límites con Rubio (luego fue Mura, reemplazante de Almendra) y Galván (entró por Rojas). Salas (por Solari) agregó roce físico y compañía para Martínez. La ocupación del terreno de Estudiantes estuvo cerca de rendir máximo beneficio con un remate de Sosa que dio en el travesaño luego de un desvío en Enzo Pérez (48 minutos) y con un tiro libre de Quintero pegado al palo izquierdo (51m).

Habría sido estupendo, aunque el desenlace que tuvo los 90 minutos no provocó disgustos...

Foto: Paola Lara.

Notas relacionadas

"No encontramos los espacios"

Fútbol Masculino

Con los caminos cerrados

Fútbol Masculino