Fútbol Masculino

Función de gala

Viernes 09 de Febrero de 2024
Racing goleó 4-1 a San Lorenzo con una producción superlativa, en especial durante el primer tiempo, en el que dominó al rival en todos los rubros del juego. Adrián Martínez convirtión tres goles y aportó la asistencia del cuarto.
Función de gala
Si había que tener paciencia para aguardar una versión de Racing a tope, pues no hay lamentos con la compensación de esta noche. El 4-1, con tres goles y una asistencia de Adrián Martínez, resumió lo que se puede pretender de un equipo en alta demanda.

Los 90 minutos, en especial la primera mitad, fueron, sin dudas, la mejor producción de las registradas hasta ahora por este nuevo Racing. Y eso excede la ventaja de los tantos. No hubo equivalencias -acaso los primeros diez minutos, cuando San Lorenzo pudo obturar la circulación lejos de su arco-. Porque la formación de Gustavo Costas dominó todos los rubros. 

Primero fue la presión compacta y sostenida en diversas porciones del campo, ejecutada con coordinación, que le permitó disponer de la pelota casi sin fisuras, porque los recobres eran inmediatos a una pérdida. Y luego, con la pelota, la fluidez se combinó con la velocidad en una administración repartida entre Juanfer Quintero y Agustín Almendra. Con descargas acertadas, en general a Santiago Solari, Gabriel Rojas y Maximiliano Salas, la intuición de que la definición le llegaría a Adrián Martínez se confirmó a plenitud. El punta acertó dos veces en el área, su hábitat, pero los festejos pudieron ser más… porque Salas estuvo muy cerca, tanto como Solari.

Aunque se retrajo y se paró cerca del bloque bajo durante la segunda parte, Racing no dejó de tener el área ajena en la mira. De hecho, en esa reanudación con ímpetu visitante, no tuvo mayores inquietudes cerca de Gabriel Arias al margen de un centro despejado por Agustín García Basso. Con posesión, Racing supo crear espacios; con la búsqueda de San Lorenzo para reducir la diferencia, la zona para la contra se hizo generosa. Martínez, maravilloso, casi conviertió de taco luego de un centro de Rojas. Tuvo revancha sin demoras cuando capturó un rebote tras un disparo de Bruno Zuculini.

El descuento de San Lorenzo no modificó posturas porque Racing conservó la ambición por más goles. Y en ese aspecto, Martínez no podía faltar: asistencia por aire a Facundo Mura, que agregó un cabezazo exquisito.

Foto: Paola Lara.
 

Notas relacionadas

"No encontramos los espacios"

Fútbol Masculino

Con los caminos cerrados

Fútbol Masculino