Fútbol Masculino

Con los caminos cerrados

Viernes 01 de Marzo de 2024
En la 8ª fecha de la Copa de la Liga, Racing empató 0-0 ante Platense en un partido en el que tuvo el control de la pelota y la ocupación del espacio ofensivo, pero sin claridad ni precisión para superar el bloqueo del local. 
Con los caminos cerrados
No hubo relajación, un efecto que suele aparecer luego de una victoria clásica, ni subestimación por la diferencia de calidad individual y colectiva. Sencillamente, el 0-0 en la visita a Platense, un resultado alejado de los pronósticos en función de los antecedentes cosechados en las fechas previas a este duelo de la 8ª jornada de la Copa de la Liga, decantó sin goles porque Racing no trasladó la tenencia de la pelota, casi un monopolio, en nitidez, fluidez en la circulación y, sobre todo, ocasiones para convertir.

Platense complicó en el primer tiempo con el sencillo recurso del despliegue y el orden defensivo. Con dupla técnica asumida hace 48 horas, el local recurrió al minimalismo: ocupación de espacios cerca de su arco, energía para cancelar circuitos y salida rápida y larga cuando había recobres. Racing quiso ser paciente, armarse en la circulación y, en ocasiones, lo logró. El defecto estuvo en la estación intermedia: la cadena de pases se armaba, atraía rivales, pero sin una conexión a espaldas de los medios locales -debió haber sido Baltasar Rodríguez o la alternativa de Almendra adelantado-, la vía de llegada fue el recurrente pelotazo para que Adrián Martínez y Maximiliano Salas se impusieran en el uno contra uno. Superados en número, eso no sucedió con frecuencia. 

Gustvo Costas cambió nombres en la reanudación (entraron Juanfer Quintero y Roger Martínez) y luego esquema al incluir a Santiago Solari por Facundo Mura. Hubo un efecto generado por la asociación de los colombianos y Almendra, que funcionó a un toque y en velocidad. Y de hecho Racing dispuso de dos situaciones muy favorables, ambas a cargo de Adrián Martínez, que a poco estuvieron de derivar en festejos. Pero fueron sucesos aislados. Platense, ya posicionado en su bloque bajo y casi sin respuestas en réplicas, levantó un dique delante de Cozzani que Racing no pudo vulnerar.

Habrá que acostubrarse a estas exigencias: Racing es capaz de lastimar y aquellos que lo enfrentan se protegen con precauciones extremas.
 

Notas relacionadas

"Hay que levantarse y seguir"

Fútbol Masculino

Sin lugar a reproches

Fútbol Masculino

"Salió como lo planificamos"

Fútbol Masculino