El Club

El sedimento de nuestra memoria

Martes 02 de Abril de 2024
El Archivo Histórico ya figura en el Mapa de Archivos Argentinos del Archivo General de la Nación. El trabajo de preservar la identidad académica sigue dando sus frutos.
El sedimento de nuestra memoria
La frase se lee detrás de uno de los arcos del Estadio Nacional de Santiago de Chile: “Un pueblo sin memoria es un pueblo sin futuro”. ¿Y cómo puede tener futuro un club, o sea, la patria de millones, si no es conciente de su historia, si no conoce de dónde viene? Durante décadas, al compás de las malas administraciones y de los gerenciamientos inconducentes, Racing deambuló sin un espacio que recogiera, ordenara y pusiera a disposición de su gente el conjunto de materiales que le dan sentido a su identidad. Para resarcir esa deuda nació el Archivo Histórico, un proyecto impulsado a mediados de 2016 por el Departamento de Comunicación y Prensa que inmediatamente contó con el apoyo de la comisión directiva y de las socias y los socios del club.

Suele decirse que el trabajo da frutos y éste es un ejemplo elocuente: después de casi ocho de años de esfuerzos ininterrumpidos, el Archivo Histórico fue incluido en el Mapa de Archivos Argentinos del Archivo General de la Nación. “Es otro pequeño logro que nos llena de orgullo. Cuidar nuestra historia es cuidar quiénes somos. Es el legado que les vamos a dejar a los hinchas de las próximas generaciones”, afirmó Daniel García, vocal de la comisión directiva y responsable político de la iniciativa. El presidente Víctor Blanco también felicitó al área por la buena noticia.

El protagonismo de la gente de Racing en el Archivo Histórico es probablemente la muestra más gráfica del espíritu del que están hechas las asociaciones civiles sin fines de lucro en la Argentina: cientos de jornadas de trabajo voluntario impulsadas por el afecto infinito y materializadas los sábados en la sala de conferencias del Cilindro. A ese compromiso sostenido en el tiempo, se agregan las múltiples donaciones recibidas a lo largo de estos años de reconstrucción de la memoria histórica.

Sin esa entrega desinteresada de tantas y de tantos, a la Academia le faltaría una porción de su corazón. “Nos sobran las ganas y tenemos muchas metas por delante. Ojalá el Archivo Histórico continúe siendo como hasta ahora una política de club que nos trascienda”, explicó Fernando Raimondo, uno de los socios que se sumó de entrada a la propuesta. 

Lo que viene entonces es profundizar el camino. El Archivo Histórico es una realidad que se puede visitar todas las semanas, con entrada libre y gratuita, y que se instaló en las venas de la Academia para aportar un granito de arena en la edificación de un Racing cada día más grande.