Cargando...

Efemérides

Livingstone, esa marca de distinción trasandina

Viernes 11 de Septiembre de 2020
Su recorrido con la camiseta académica no fue muy largo, pero dejó una huella profunda en la institucción que hasta el día de hoy se mantiene presente. Se puzo el buzo de arquero racinguista en el 43 luego de un paso destacado por la Universidad Católica y demostró bajo los tres palos la jerarquía que lo distinguió. Hoy se cumple un nuevo aniversario de su partida física y lo recordamos como su memoria lo merece.
Livingstone, esa marca de distinción trasandina
La afirmación resulta tan obvia como ineludible cuando se hace referencia hacia un pasado como el nuestro: Racing Club cuenta en su haber con 117 años de vida de una riquísima historia repleta de gloria. Y como eso ya es sabido, es también irrefutable el hecho de que luego de tantas jornadas a lo largo del tiempo fueron construidas por una larga lista de galería de símbolos que forjaron la identidad del club, desataron el amor de multitudes y le entregaron a nuestra institución la grandeza de la que todavía hoy disfruta. Nuestra historia no empezó ayer y merece ser contada, ya que es fundamental conocer la historia para saber quienes somos y hacia dónde vamos. Por eso, como homenaje respetuoso y como saludo eterno, se los recuerda en las fechas que ya les pertenecen. A los ídolos académicos, simplemente gracias. Ayer, hoy y siempre.

Es como si no hubiera podido elegir, como si no tuviera margen para dedicarse a otra cosa. Y es que no hubo casualidades en el destino de Sergio Livingstone. Juan Livingstone Eves, su papá, fue uno de los impulsores del desarrollo del fútbol en Chile y jugó en Santiago National durante varios años. Además, según se cuenta, fue también el primero en llevar una pelota al país trasandino. Por lo tanto, a nadie le llamó la atención que el pequeño Sergio se destacara en el arco del Colegio San Ignacio de la capital trasandina. De ahí en más, lo que ya se conoce: una carrera brillante que incluyó un breve pero importante paso por Racing en 1943 en el que fue figura de un equipo que no alcanzó a pelear por el título. ¿Podría el Sapo, tal y como lo llamaban por la elasticidad con la que se movía, haberse dedicado a otra cosa? Difícil, muy difícil.

Nacido el 26 de marzo de 1920, su estreno en Primera ocurrió en 1938 en la Universidad Católica. Su reputación debajo de los tres palos creció con el tiempo y la Academia decidió pagar $280.000, lo que en aquel momento era mucho dinero, para contratarlo y poder contar con sus servicios. Debutó el 11 de abril de 1943 en un amistoso ante Boca que acabó con una derrota por 4 a 2. Disputó en total 30 partidos con la camiseta celeste y blanca, fue elegido segundo mejor portero del torneo -detrás de Gabriel María Ogando, de Estudiantes- y sucedió a José Salomón como capitán del plantel. Su partida de Avellaneda para volver a su país no fue por motivos futbolísticos ya que atravesaba su momento en el club, sino que se debió exclusivamente cuestiones personales: Sergio extrañaba mucho a su esposa y sufría mucho la distancia que lo separaba de ella, por lo que decidió resignar un promisorio futuro bajo los tres palos racinguistas para retornar a su tierra al lado de la mujer que amaba. 
 
Una vez de nuevo suelo chileno sus rendimientos futbolísticos lo llevaron, con absoluta lógica, a la Selección Nacional. Participó del Mundial de Brasil 1950 -atajó en tres partidos- y, como si fuera poco, es, con 34 presencias, el jugador que más veces compitió en la Copa América -antes denominada Campeonato Sudamericano-. Ya fuera de las canchas, se dedicó al ámbito de la comunicación con mucho éxito y en 1987 recibió el Premio Nacional de Periodismo Deportivo, por lo que se volvió una personalidad muy querida y respetada en su tierra.

El 11 de septiembre de 2012, hace casi una década, Livingstone falleció a los 92 años en su país natal. En ese momento, Racing lamentó de manera sentida su partida como sucede cada vez que un grande que ha vestido sus colores deja de existir físicamente. Y hoy el club vuelve a hacer memoria para honrar mediante el recuerdo a quien defendiera con seriedad, aplomo y aprecio nuestra camiseta.

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...