Cargando...

Efemérides

Livingstone, jerarquía eterna en el arco

Sábado 11 de Septiembre de 2021
Racing le abrió las puertas desde Chile en 1943 y el Sapo no defraudó. Se afianzó bajo los tres palos y brilló durante su paso por el club, hasta que decidió retornar a su país en el mejor momento de su desempeño por motivos personales. Digno de condiciones técnicas notables y de una calidad que lo llevó a atajar en la Copa del Mundo, la institución lo recuerda con afecto una vez más en este día.
Livingstone, jerarquía eterna en el arco
Nunca está de más el recordar el siguiente detalle que no es para nada menor: Racing Club cuenta en su haber con 118 años de vida de una riquísima historia y un pasado repleto de gloria. Y como eso ya es sabido, es también irrefutable el hecho de que luego de tantas jornadas a lo largo del tiempo fueron construidas por una larga lista de galería de símbolos que forjaron la identidad del club, desataron el amor de multitudes y le entregaron a nuestra institución la grandeza de la que todavía hoy disfruta. Nuestra historia no empezó ayer y merece ser contada, ya que es fundamental conocerla para saber quienes somos y hacia dónde vamos. Por eso, como homenaje respetuoso y como saludo eterno, se recuerda a éstos grandes en las fechas que ya les pertenecen. A los ídolos académicos, simplemente gracias. Ayer, hoy y siempre.

Casi como si su destino estuviera escrito, Sergio Livingstone nació para jugar al fútbol. Juan Livingstone Eves, su papá, fue uno de los impulsores del desarrollo del fútbol en Chile y jugó en Santiago National durante varios años. Además, según se cuenta, fue también el primero en llevar una pelota al país trasandino. Por lo tanto, a nadie le llamó la atención que el pequeño Sergio se destacara en el arco del Colegio San Ignacio de la capital trasandina. De ahí en más, lo que ya se conoce: una carrera brillante que incluyó un breve pero importante paso por Racing en 1943 en el que fue figura de un equipo que no alcanzó a pelear por el título.

Nacido el 26 de marzo de 1920, su estreno en Primera ocurrió en 1938 en la Universidad Católica. Su reputación debajo de los tres palos creció con el tiempo y la Academia decidió pagar $280.000, lo que en aquel momento era mucho dinero, para contar con sus servicios. Debutó el 11 de abril de 1943 en un amistoso ante Boca que acabó con una derrota por 4 a 2. Disputó en total 30 partidos con la camiseta celeste y blanca, fue elegido segundo mejor portero del torneo -detrás de Gabriel María Ogando, de Estudiantes- y sucedió a José Salomón como capitán del plantel. Su partida se debió exclusivamente a que extrañaba mucho a su mujer. 
 
Sus rendimientos lo llevaron, con absoluta lógica, a la selección de Chile. Participó del Mundial de Brasil 1950 -atajó en tres encuentros- y, como si fuera poco, es, con 34 presencias, el jugador que más veces compitió en la Copa América -antes denominada Campeonato Sudamericano-. Ya fuera de las canchas, se dedicó a la comunicación y recibió en 1987 el Premio Nacional de Periodismo Deportivo.   

El 11 de septiembre de 2012, Livingstone falleció a los 92 años. En ese momento, Racing lamentó su partida. Hoy, a nueve años de ese penoso momento, la institución hace memoria para no olvidar su paso por el Cilindro. El Sapo será parte por siempre de la historia de nuestro club. 

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...