Cargando...

Adolfo Zumelzu

Un extraño caso de idolatría y fidelidad. Estuvo en Racing apenas un año pero se metió en la piel del hincha con las misma intensidad con que disputaba cada partido. Tuvo una rápida adaptación en el equipo que lograra el último título de la era amateur, en 1925. También se desempeñó en la Selección Argentina recibiendo el reconocimiento unánime de la afición futbolera.

Su historia

Fue un mediocampista de gran físico, con mucha técnica, personalidad y elegancia. Llegó a Racing desde Sportivo Palermo y terminó siendo una figura clave en el título obtenido en 1925. Sucesor del genial Pedro Ochoa, sentía la obligación tácita de continuar el estilo académico y de jerarquía que por entonces desplegaba “La Academia” y lo logró gracias a su talento para ocupar el centro de la cancha.
Nació el 5 de enero de 1902 y se inició futbolísticamente en Tigre. No era veloz y su andar era parsimonioso, rayano en la displicencia. Pero poseía un gran sentido de la ubicuidad y daba la sensación de que la pelota lo buscaba… y lo encontraba. Además de su seguridad con el balón en los pies, se mostraba como salida clara y fluida; pero también era valiente y peleaba cada pelota hasta las últimas consecuencias.
Un año, 18 partidos, un gol y un título invicto lo catapultaron a la idolatría y a instalarse en la memoria colectiva. Su rendimiento sobresaliente lo llevó a la Selección Argentina donde obtuvo los Campeonatos Sudamericanos de 1927 y 1929 y el Subcampeonato en el Mundial de 1930 realizado en Uruguay (donde además convirtió dos tantos).
Adolfo “Coco” Zumelzú falleció el 29 de marzo de 1973.

Títulos obtenidos

  • 1 Campeonato (1925)

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...